Noticias / 7 indicadores de que eres un antilíder

7 indicadores de que eres un antilíder
16 de Agosto de 2018

7 indicadores de que eres un antilíder

Líder. Una palabra cada vez más usada aunque muchas veces se use de forma errónea. Según la RAE es una "persona o entidad que va a la cabeza entre los de su clase, especialmente en una competición deportiva". Pero lo cierto es que esa definición tiene muchos matices. ¿O es que nunca has oído a directivos /as o jefes /as de equipo ponerse esa etiqueta? Así que para que todos ellos/as, compartimos unas claves de que no lo estás haciendo bien, es decir, 7 indicadores de que eres un antilíder -y cómo corregirlo-.

1. No tiene el foco puesto en la mejora continua, ni propia ni ajena.

La soberbia es una característica típica del antilíder y es la culpable de que renuncie a seguir aprendiendo, porque considera que no lo necesita. Curiosamente, también influye en el aprendizaje de los demás, a quienes no quiere ver creciendo profesionalmente ni ascendiendo.

Corrección: Asume que nunca sabrás todo de un área, por lo que tu formación continua no es una señal de debilidad sino de consciencia.

2. Evita a los expertos /as.

Enlazando con el punto anterior, no quiere formar al personal y por supuesto tampoco contratar a personal muy formado para que no duden de su labor. Tiene miedo a que le cuestionen, a que le hagan sombra y, por ende, a que le roben el puesto.

Corrección: Si llenas tu empresa de talento humano, no solo apostarás por el éxito del equipo sino que inclusopodrás aprender de tus empleados. Piénsalo así: ellos pueden saber más de unas áreas y tú de otras, pero si contratas empleados mediocres solo estás diciendo que eres un jefe/a con miedo.

3. No comete fallos.

O más bien, nunca los asume. Es una persona que no cree que pueda equivocarse y, si lo hace, lo último en lo que piensa es en hacerse responsable. Así que si no le queda otra opción que admitir un fallo, rápidamente buscará a otra persona a la que tachar de culpable. 

Corrección: Claro que no es agradable asumir que te has equivocado. Pero probablemente haga que tus empleados/as te respeten más y repliquen esta actitud cuando sean ellos los culpables de un error.


4. Siempre (cree que) tiene razón.

Cree fervientemente en sus propias capacidades y no valora como posibilidad el hecho de que pueda equivocarse. Por eso, es muy difícil presentarle propuestas y conseguir que las acepte, a no ser que vayan en la línea de sus propias ideas.

Corrección: Tu creencia de tener la verdad absoluta solo tiene como resultado que tus empleados /as se esfuercen menos porque dan por hecho que ni vas a leer sus ideas.

5. Genera miedo.

Trabajar con miedo es lo menos productivo que existe; el miedo bloquea e impide pensar con claridad, así que desde luego no ayudará a obtener la mejor cara de un empleado/a. Aún así, todavía existe la figura del antilíder que decide usar las amenazas como herramienta para generar productividad.

Corrección: Miedo no es igual a respeto. El miedo solo genera empleados/as con ganas de irse. ¿Quieres eso para tu empresa?

6. Quiere conseguir (solo) sus objetivos.

No hablamos de los objetivos de la empresa sino de los suyos propios. Esto significa que cualquier decisión va dirigida a enriquecerse de forma individual, lo que motiva que a veces recurra a conductas incoherentes, deshonestas y promesas incumplidas para conseguirlo.

Corrección: Tus palabras pueden ser muy bonitas pero son tus acciones las que te definen. ¿Qué retrato estás pintando de ti mismo/a?

7. Visión empresarial miope.

El antilíder vive con una profunda inseguridad, lo que provoca que trate de permanecer en su zona de confort donde le resulta más fácil esconder su falta de habilidades. Este egocentrismo hace que no centre su mira en el largo plazo y la mejor opción para un proyecto y provoca que sus decisiones no pongan a la empresa en el centro.

Corrección: Si tienes en cuenta los puntos anteriores y te decides a abrirte a una mejor gestión de equipos y personal, directamente ya estarás apostando por el futuro de tu empresa - y por el tuyo-. Míralo de esta forma: Una empresa que tiene éxito muestra también que sus líderes la han gestionado de forma exitosa. 


Tipos de antilíder

Según la característica que más destaque en ellos/as, tenemos estos 6 tipos de antilíder.

1. El Inseguro

El Jefe inseguro piensa que toda decisión necesita pasar por ellos y por su filtro egocéntrico. Una característica común de este tipo de jefe es que cuando una persona de su equipo destaca, tratan de frenarlo

2. El Sin Visión

Causan dos problemas profundos en su organización: no guían a su equipo y, por tanto, no los fidelizan.

3. El Incompetente

El líder marca el nivel máximo de la organización y ocupa el puesto más elevado. Es decir, marca el techo al que se puede llegar. Si es un incompetente, está limitando el crecimiento de equipo y empresa.

4. El Egoísta: El jefe egoísta intentará dirigir a los demás por intereses propios y en detrimento de los demás. Solo quieren 'ganar la partida' sin pensar en las consecuencias para los demás.

5. El Camaleón

No tiene un modelo de principios y valores predecible sino que cambia según lo que más le beneficie. Por tanto, no generan confianza en su equipo porque saben que solo los apoyará según le convenga.

6. El Controlador

Hay quien vive con una obsesión: la perfección. La cuestión es que no solo no es posible sino que esa obsesión puede ser insoportable pata las personas que forman parte del equipo. Un segundo motivador del Controlado es 'si quieres hacerlo bien, hazlo tú mismo'; o sea, creen que nadie puede hacer un trabajo tan bueno como ellos.


Consecuencias de tener un antilíder en la empresa

Las consecuencias de tener un antilíder son muchas y muy variadas. Para empezar, suelen perder el talento que tienen en su empresa ya que los empleados/as no quieren trabajar en ese ambiente ni en una empresa donde no pueden crecer.

Por otro lado, la imagen de la empresa también se acabará viendo dañada a medio y largo plazo porque su trayectoria se verá resentida por la mala gestión de su jefe/a. Además, esos empleados/as que se van seguirán contando cómo ha sido trabajar en esa empresa; y quizá ni siquiera lo cuenten a su círculo sino que con las redes sociales y demás opciones que facilita Internet, pueden exponer su queja a nivel global en cuestión de minutos.

¿Has sufrido un antilíder o te ves reflejado en alguno de los puntos? No te preocupes, ¡tiene solución!

Y puedes empezar reservando plaza en este curso de EQUIPOS DE ALTO RENDIMIENTO al que puedes acceder con un 10% de descuento en reservas hasta el 7 de septiembre. RESERVA CON DESCUENTO AQUÍ.


Más información

Indícanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.


De conformidad con lo que establece la legislación vigente en materia de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa que los datos personales que nos facilite a través de dicho formulario serán tratados por GRUPO GALEJOBS, S.L., con la finalidad de gestionar su solicitud y enviarle información más detallada. Para más información consultar la política de privacidad.