Noticias / 7 consejos para comunicar un despido desde Recursos Humanos

7 consejos para comunicar un despido desde Recursos Humanos
02 de Mayo de 2018

7 consejos para comunicar un despido desde Recursos Humanos

Despedir a alguien nunca es fácil. Sí, es cierto que un despido no es traumático para todo el mundo y que algunos empleados/as lo ven como una oportunidad de empezar una nueva etapa. Pero no nos engañemos: en general, suele tratarse de una situación difícil para el empleado/a e incómoda y tensa para el personal de Recursos Humanos que debe llevarlo a cabo.

Por este motivo, hemos creado una checklist con 7 consejos para comunicar un despido de la mejor forma posible, para ti, para el empleado/a y para la empresa. Toma nota.


1. Sé humano/a

Parece una obviedad pero si lo decimos, es porque a veces se nos olvida poner por delante la empatía y la humanidad a la hora de comunicar una mala noticia como puede ser un despido. De acuerdo, el empleado/a no es adecuado para el puesto por x motivos, pero cómo gestiones la situación no solo dirá mucho de ese empleado sino de ti como profesional de Recursos Humanos.

Además, si no lo tratas adecuadamente, puede que este despido se convierta en el origen de una serie de catastróficas desdichas para la empresa. 


2. Sé educado/a y respetuoso/a

Enlaza directamente con el anterior consejo pero no está de más resaltarlo. Da igual cómo responda el empleado/a, no olvides que en esta interacción tan delicada con él no eres tú quien habla sino que estás representando a tu empresa.

Te recomendamos que le comuniques el despido en privado, donde el empleado/a se sienta cómodo para superar ese trago y en cierta manera, resguardado de la vista de otros compañeros/as. El respeto con que le informes de este fin de relaciones laborales con tu empresa tendrá un impacto directo en cómo se lo tome.


3. Sé breve 

No te enrolles en explicaciones eternas que pueden resultar más confusas que clarificadoras. Es mejor que prepares un discurso directo y claro, sin necesidad de alagar durante horas una conversación que puede durar minutos. No, no es cuestion de que acabes en menos de un cuarto de hora, pero trata de usar tan solo el tiempo que sea necesario. Si ya habéis tratado todos los puntos relevantes del despido, no retengas a la persona por más tiempo; déjala que se autogestione y asuma la nueva situación a solas.


4. Sé legal

Para que la empresa no tenga problemas, el despido debe ajustarse a la legalidad. 

Recuerda que también que, al comunicar el despido, deberás entregar la carta de despido al trabajador/a indicando las causas del despido y la fecha a partir de la cual el despido es efectivo.


5. Sé sincero/a en su justo momento

Para el empleado es importante saber los motivos reales de la decisión. Así que pon en su conocimiento las razones que el Departamento de RRHH o los superiores del mismo han tenido en cuenta para llegar a creer que su despido es lo mejor para la empresa. Eso sí: Esta no debería sers la primera vez que le comunicas que la empresa está descontenta con su desempeño o actitud; el despido debe ser el último recurso con un empleado/a que no cambia a pesar de que hemos tratado de corregir su conducta o trabajo en varias ocasiones. Si el momento del despido es la primera vez que estás siendo sincero/a con el empleado/a, no esperes que se tome bien la noticia. 

La empresa debe preocuparse por hacer un seguimiento de resultados y comunicárselos a los empleados/as para que puedan adaptar su rendimiento a lo que espera la empresa de ellos. No podemos descuidar a nuestro capital humano y deberemos comunicarnos activamente para que sea conscientes de las circunstancias y puedan reconducir su trabajo antes de que la palabra despido planee sobre sus cabezas.


6. Sé objetivo/a

La valoración de un empleado/a y la explicación de su despido deben ir acompañadas de datos objetivos. El despido debe provenir de datos, resultados y decisiones meditadas. Debemos evitar realizar juicios de valor de esta índole o incluir explicaciones subjetivas; seamos justos/as y profesionales y démosle información sobre su rendimiento que pueda ser valiosa para que el trabajador/a pueda aprender de ella en futuros puestos de trabajo.


7. Sé inteligente: En los casos más complejos, ve acompañado/a

¿Temes que pueda tener una reacción desmesurada o que se muestre muy afectado e incluso algo agresivo/a? ¿Se trata de un trajador/a que ha generado muchos problemas internos? Puedes acudir a una tercera persona para que te acompañe. De esta forma, tendrás un testigo de la conversación y su reacción; y además, podrá servir para mitigar su ira y frenar reacciones emocionales extremas que puedan poner en peligro tu integridad. 

De hecho, si hablamos de quién debe comunicar el despido, siempre acabamos pensando en Recursos Humanos, aunque el responsable de su departamento o la persona que esté a su cargo serían también las personas idóneas. ¿Por qué? Porque conocen de primera mano su desempeño y han hecho un seguimiento del rendimiento del empleado/a a lo largo de su estancia en la empresa. Así que estos/as superiores del trabajador/a podrían ser un buen acompañante en esta conversación.


¿Todo esto te supera? Tienes dos soluciones

Opción 1: Nuestras compañeras de Galejobs Consultoría lo hacen por ti

Si no te ves capaz de llevar a cabo esta tarea o si incluso necesitas ayuda para realizar evaluación del desempeño, planes de Recursos Humanos o cualquier otro asunto relativo a gestión de personas, puedes contactar con nuestra área de Consultoría.

Opción 2: Fórmate en Relaciones Laborales.

Organizamos un Programa de Especialización en Relaciones Laborales los días 11 y 12 de mayo en Santiago de Compostela. Puedes reservar tu plaza pulsando Comprar aquí.


Más información

Indícanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.



De conformidad con lo que establece la legislación vigente en materia de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa que los datos personales que nos facilite a través de dicho formulario serán tratados por GALEJOBS, S.C., con la finalidad de realizar el presupuesto solicitado. Para más información consultar la política de privacidad.